Inicio » Cursos » Flores de Bach
Flores de Bach

Flores de Bach

Infórmate del Próximo Curso

La medicina natural, en pleno auge, ofrece diversas terapias que ayudan a recuperar la salud con métodos alternativos a los utilizados tradicionalmente. Basándose en el estudio de las emociones del ser humano, el Dr. Eduard Bach, prestigioso médico cirujano, bacteriólogo, patólogo y homeópata ingles, desarrolló el famoso método que lleva su nombre, que se centra en el estudio individual de cada paciente, en vez de en la enfermedad.

Su teoría, inspirada en el trabajo del fundador de la homeopatía, Samuel Hahnemann, mantiene que la salud física está relacionada con el equilibrio emocional de las personas. Una larga crisis de miedo o de preocupación puede agotar de tal manera la vitalidad del individuo, que su cuerpo llega a perder la resistencia general a la enfermedad, por lo cual se coloca en un estado propicio para cualquier infección o dolencia.

Por ello, el Dr. Bach, creador de esta terapia estudió los distintos desequilibrios emocionales y estableció siete grupos, que representan los principales conflictos que impiden nuestro bienestar: miedo, incertidumbre, falta de interés, soledad, hipersensibilidad, desaliento y exceso de preocupación. Paralelamente, Bach investigó los beneficios de las esencias florales utilizadas como remedio a los desajustes anímicos, anteriormente descritos. Durante el estudio, descubrió 38 esencias naturales que, de forma aislada o en combinación, ayudan a equilibrar las emociones.

Las Flores de Bach están reconocidas como terapia alternativa por la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde 1.983. La terapia floral es un método de cura natural eficaz que no provoca ningún efecto secundario en el organismo.

 El objetivo de las Flores de Bach 

Es curar las causas psicológicas que desencadenan la enfermedad. Las curas no constituyen un ataque a la enfermedad, si no la inundación del cuerpo con vibraciones de hierbas y flores selváticas.

Su Modo de empleo

Consiste en la administración de cuatro gotas, colocadas debajo de la lengua con la ayuda del gotero, cuatro veces o más, al día.

Para conseguir los extractos de Bach,

Se ponen las flores en un recipiente cóncavo de cristal y se exponen al sol, desde primera hora de la mañana, ya que gracias a los rayos solares la energía de la flor pasa al agua. Después, el preparado se conserva en brandy o alcohol de uva, y se toma diluido en agua mineral.

De todas las esencias, 34 proceden de flores silvestres, otras tres son de flores cultivadas y sólo una, la de rock water  es de origen mineral, ya que se prepara sólo a base de agua de manantial.

Estos són “LOS 38 ELIXIRES DEL DR. BACH“.