Inicio » Terapias » Dieta y Nutrición » Las 12 Sales de Schüssler
Las 12 Sales de Schüssler

Las 12 Sales de Schüssler

El Dr. Wilhelm Heinrich Schüssler (1821-1898), de nacionalidad alemana, formalizó la investigación sobre las 12 sales inorgánicas que hoy llevan su nombre.

El Dr. Schüssler defendió la teoría que la pérdida de la salud estaba relacionada con la falta de  minerales en las células.

Como resultado de sus investigaciones, llegó a la conclusión de que si los tejidos no reciben la cantidad adecuada de estas sales, se altera la disponibilidad molecular de las sales en los tejidos y consecuentemente se desequilibra el funcionamiento de las células y su metabolismo, favoreciendo el desarrollo de las enfermedades.

El sistema terapéutico que desarrolló consiste en el empleo selectivo, según los casos, de 12 sales minerales naturalmente presentes en la sangre y en los tejidos.

El objetivo del método del Dr Schüssler  no es aportar directamente estas sales, con un criterio nutricional, sino que mediante un aporte infinitesimal estimular a las células para que puedan aprovecharlas y absorberlas.

Con el aporte selectivo de estas sales a una dilución específica, se pretende que el organismo reaccione y se normalice la capacidad de absorción.  Esta dilución facilita la circulación y asimilación de las sales en las células y tejidos del organismo.

La cura con las 12 Sales de Schüssler, todas juntas, se suele emplear en determinadas situaciones que precisan una tonificación y readaptación general del organismo. Así ocurre especialmente en los cambios de estación, primavera y otoño.

Actualmente siguen siendo empleadas para tratar diversas afecciones que pueda presentar el ser humano en varios aspectos de su vida y cuerpo.

Estas sales son de gran ayuda en el tratamiento de enfermedades, sin embargo, no es recomendable hacer la sustitución de tratamientos médicos por ellas ya que las sales de schüssler no son capaces de eliminar por sí solas ningún tipo de afección que se refiera a enfermedad.

BENEFICIOS DE LAS SALES DE SCHÜSSLER

Entre los beneficios que ofrece el uso de estas sales, se pueden mencionar los siguientes:

  • No posee efectos adversos ni secundarios a su uso.
  • Cualquier personas puede tomar este tipo de sales sin ningún problema.
  • Las sales son capaces de penetrar el interior de las células.

LAS 12 SALES DE SCHÜSSLER

Como se menciona antes, las Sales de schüssler son doce y ellas son:

CALIUM FLOURATUM

Sal empleada para tratar afecciones que son propiamente de las uñas, huesos y piel.

CALCIUM PHOSFORICUM

Ideal para el tratamiento de cicatrices ya que contribuye con el proceso de cicatrización de la piel ante heridas y cirugías.

FERRUM PHOSFORICUM

Este tipo de sal es empleado para el tratamiento de lesiones e inflamación.

KALIUM CHLORATUM

Ayuda a tratar las membranas mucosas.

KALIUM PHOSFORICUM

Se aplica en el tratamiento de nervios y músculos.

KALIUM SULFURICUM

Es ideal para el tratamiento de inflamaciones crónicas y afecciones directamente en la piel.

MAGNESIUM PHOSFORICUM

Sirve para el tratamiento de dolores y de calambres.

NATRIUM CHOLRATUM

Se emplea en el caso de ayuda del mejoramiento del metabolismo.

NATRIUM PHOSFORICUM

De igual modo se emplea en el caso de personas que tengan problemas con el metabolismo.

NATRIUM SULFURICUM

Se emplea en el tratamiento de la intoxicación.

SILÍCEA

Sirve para tratar problemas de tendinitis, además de cartílagos.

CALCIUM SULFURICUM

Este tipo de sal es ideal para ayudar a drenar del cuerpo cualquier tipo de líquido que se encuentre infectado.

Ahora que ya conoces las características y usos de cada una de las 12 sales de Schüssler, ya puedes proteger a tu organismo con la sal más indicada para ello. Y recuerda: la prevención es esencial para mantener el equilibro de las sales minerales de tu cuerpo.